Connect with us

Emotivo momento vivido en la conmemoración del 24 de marzo en Firmat

360b189e-88d9-44aa-bc22-9c932b15eaa4

Derechos Humanos

Emotivo momento vivido en la conmemoración del 24 de marzo en Firmat

La conmemoración del 24 de marzo convocada por el Observatorio de Género y Derechos Humanos en el Paseo Rodolfo Walsh de la localidad de Firmat, se vió conmovida hasta los huesos gracias a un sorpresivo y espontáneo testimonio, surgido durante la exposición del fotografo bonarense radicado en la ciudad de Firmat Patricio Murphy.

El encuentro de conmemoración, reflexión y construcción colectiva respecto de lo que significa aún hoy la experiencia de la última dictadura cívico militar en nuestro país, contó con variados oradores, pinta de pañuelos blancos en la acera del paseo y una “plantacion” de los mismos en uno de los canteros principales que adornan el lugar. Pero, sin dudas, el momento en el que una vecina de la localidad reconoció un nombre de su juventud (con la consiguiente carga emotiva que este implicaba), en una de las fotografías expuestas, fue lo que sobresalió en la tarde del día sábado, sumando un testimonio de primera mano, sobre la terrorífica experiencia de perder a una persona del propio entorno en aquellos violentos “años de plomo” de la dictadura cívico-militar-eclesiástica.

29594636_10156213473714730_3586392366053559574_n

El propio fotografo expositor comentó la experiencia en clave personal: “Estaba preocupado, porque no tuve mucho tiempo para armar la proyección, me coincidió con un viaje a Buenos Aires, llegué armando la proyección final el mismo día”, comenzó relatando Murphy.

“En la preselección había puesto algunas del monumento en el Parque de la Memoria, y en la selección final habían quedado afuera. A último momento decido poner una. No es una gran foto, pero me interesaba resaltar que cuando uno habla de desaparecidos habla de personas, personas con nombre y apellido, con familia. No un concepto abstracto. Y elegí una en particular porque el foco está puesto en un apellido, Palma. Horacio, un amigo de mis viejos al cual no recuerdo haber conocido pero del cual siempre escuché hablar en casa. Durante la proyección, llego a esta foto y comento eso, y una mujer levanta la mano.
– Gladys Pamies era mi amiga. Era maestra.
Luego nos cuenta que, un rato antes, hablaba con una de las organizadoras comentándole que alguna vez le gustaría hablar de eso, de cómo un día con 23 años estaba en la escuela y llegaron los hijos de su amiga, el mayor de 7 años, llorando: habían secuestrado a su madre delante de ellos mientras iban a la escuela”, finalizó su relato.

Historias cercanas, verdaderas, dolorosas. Historias que nos obligan a seguir gritando en voz muy alta, los 24 de marzo de cada año en especial y todos los demás días de nuestras vidas como argentinos bien nacidos y orgullosos de serlo: NUNCA MAS!

f4251ec2-f830-4a63-946a-73c3713c4c34

360b189e-88d9-44aa-bc22-9c932b15eaa4

7efb10a3-5580-42f8-b2fe-1f35534df2eb

357fd2ad-f1a8-4b51-b899-ba65537c1508

797fd91d-08b3-4f0b-8943-130d5df21da2

 

 

Más sobre Derechos Humanos

To Top