El gobierno ordenó a Clarín y La Nación un brutal ataque al Papa por su defensa de los mapuches

con No hay comentarios

El papa está muy molesto con el gobierno argentino por el maltrato con los pueblos originarios. Hace pocos días recibió a la familia de Santiago Maldonado y por orden suya ordenó que en Bariloche se forme una mesa de diálogo luego del asesinato de Rafael Nahuel, pese a la negativa de Patricia Bulrrich. A los pedidos del Papa por las comunidades mapuches, el gobierno respondió con un “comando unificado” con provincias patagónicas para hacer frente a la Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) y su “lucha insurreccional”. Según la ministra Patricia Bullrich hay que combatir a un grupo que practica “una violencia extrema”, y que lleva adelante una “lucha insurreccional que no reconoce al Estado ni a la Constitución Argentina, ni a las provincias”, además de acusarlos de ser “responsables de al menos 70 atentados en el último tiempo” en regiones de la Patagonia.

Ante la negativa del Papa de tener un encuentro a solas con Macri, el gobierno anunció que el Presidente no irá a Chile y que sólo enviará a un funcionario menor, el subsecretario de Cultos, Alfredo Abriani.Por su parte, la Iglesia avisó que el 17 de enero en Temuco, el Papa se reunirá a rezar con los mapuches. Una reunión de la cual participarán 23 comuneros indígenas. Allí, Francisco pedirá por la unidad de los pueblos aborígenes y la paz en el sur de Chile y Argentina. Desde la Argentina viajaran un grupo importante de dirigentes sociales.

SANTA FE AL SUR FRANCISCO Y MAPUCHES 2

En Perú también habrá un encuentro con aborígenes amazónicos. Será el 19 de enero, en Puerto Maldonado, en el Coliseo Cerrado Madre de Dios. No serán sólo peruanos. También vendrán representantes de comunidades indígenas de Bolivia y Brasil. Estas dos actividades programadas en su gira se vinculan con otro reciente anuncio papal. Luego de recibir la visita de 45 obispos peruanos en Roma en octubre pasado, Francisco afirmó su deseo de realizar un Sínodo Panamazónico, es decir una reunión de los obispos de los países que comparten este bosque tropical de unos 6 millones de kilómetros cuadrados, que no sólo es el más grande del mundo sino una de las zonas de mayor biodiversidad del planeta.

Brasil y Perú son los países que poseen las mayores extensiones de esa selva y les siguen Bolivia, Colombia, Venezuela, Ecuador, Guyana, Guayana Francesa y Surinam. El Sínodo Panamazónico tendrá lugar en Roma en octubre de 2019 y, nuevamente en este caso, la problemática aborigen y la ambiental estarán presentes.

Ataque al Papa

Como es habitual en el gobierno de Cambiemos, cuando algo le molesta al presidente, los medios hegemónicos, especialmente Clarín y La Nación se hacen eco de sus pedidos. En el día de hoy hubo dos brutales ataques a la figura del Papa Francisco. En el diario de los Mitre, con la firma del editorialista Jorge Fernández Díaz, hay un ataque a Francisco  a partir del nuevo libro de Juan José Sebreli “Dios en su laberinto”. Este intelectual que se ha dedicado a escribir libros contra el peronismo y especialmente contra la figura de Evita y Juan Domingo Perón, donde considera a Perón un fascista, pero a Videla no.

En el artículo de La Nación, Sebreli cuestiona al Papa Francisco por ser un conservador popular y preocupado por la pobreza, pero que nada hace para que la gente abandone la villa miseria. Afirma que los quiere pobres. Ataca a Bergoglio por su formación en peronista Guardia de Hierro. “El Papa humilde como cura de aldea esconde un político habilísimo y astuto… Es el maquiavélico Ignacio de Loyola travestido en el dulce Francisco de Asís”. Luego Sebreli afirma que Ratzinger era un pensador, pero que Bergoglio debe ser juzgado como un político: capaz, a la manera de Perón, de mutar y de decirle a cada uno lo que quiere oír”.La idea de Fernández Díaz es atacar al Papa a través de un escritor menor y reaccionario que ha vivido de su odio al peronismo y a los movimientos populares.

Por su parte, hoy el diario Clarín publica un artículo del editor Ricardo Roa bajo el título ¿Es Grabois el que habla o es el Papa?.  Roa se dedica a cuestionar brutalmente al joven dirigente social, al que recuerda que es hijo de uno de los fundadores de Guardia de Hierro  y que se dedica a cuestionar brutalmente al gobierno de Macri, casi en los límites democráticos. El editor dice: “Agresivo como un adolescente, Grabois acaba de declarar que Macri tiene un vicio: la violencia. Si el presidente propicia la violencia, toda violencia contra él podría estar justificada. Casi como repetir la consigna de guerra de los 70: la violencia de arriba engendra la violencia de abajo”. Luego recuerda una entrevista de Página 12 donde Grabois afirma: “No es un self made man sino el heredero de la fortuna de su padre… que fue un beneficiario de la corrupción del Estado”. Macri es un corrupto por herencia.

Roa critica a Grabais (el Papa para el editor) porque afirma que hay una persecución a Cristina Kirchner y su familia, que además de una inmoralidad es un factor de desestabilización política”. Roa se horroriza por defender a una corrupta. Roa afirma que “el  Papa cree que el problema central es el embate del neoliberalismo. Más allá de las etiquetas, puede que estemos en esta disyuntiva: democracia con regla de mayoría y minoría (una invención liberal, ni católica ni marxista, pero comprensiva de los derechos sociales) o violencia de minorías”. Y continua Roa: “La herencia kirchnerista no sólo dejó un agujero gigante por la corrupción. Transformó en estructural la pobreza de un tercio de la población y la manipuló con desfachatadas estrategias clientelares. Pero al menos para Grabois y tal vez para el Papa eso no fue ninguna degradación de nadie”.

Horas después de este artículo, Grabois tuiteo: “ Estimado Roa, respondo a tu nota en @clarincom. Es Grabois, no es el Papa. Entiendo tu frustración, pero deberías asumir q no les da la nafta para pelear con él. Francisco está en otra categoría. A vos te tocó ser un triste escriba colonial que sigue peleándose con su propio pasado”.

santa fe al sur Pope-Francis-in-Ecuador

Dejar un comentario